Amantes de 5 a 7 II

0
705
El Caballero sin memoria

Cómo gasto papeles recordándote,
Cómo me haces hablar en el silencio.
Cómo no te me quitas de las ganas
Aunque nadie me ve nunca contigo.
Y cómo pasa el tiempo, que de pronto son años
Sin pasar tú por mí, detenida. De una canción de Silvio Rodríguez

Se que tarde un poco, pero aquí les dejo el capítulo final de Amantes de 5 a 7.

Ante la respuesta de Estela, mis compañeras no contienen la risa… ¡En serio que esa es tu mejor carta para llegarle a una mujer!

Le sigo la corriente y me sonrío… Mientras que, por dentro siento algo que me carcome… Una sensación algo extraña para mí.

Me tomó un vodka tonic para pasar el mal rato y me entra un mensaje de whatsapp con el siguiente texto: ” Hola mi amor, el azul marino te hace ver más guapo. Recuerda que soy casada, estoy con mi marido, hablamos mañana”. Solo leí el mensaje, no respondí.

Al día siguiente era sábado, me despierta la señora que limpia mi casa, eran casi las tres de la tarde. Me pide que le pague porque tiene una urgencia en casa.

Estoy en boxer en la sala… La cabeza me da vueltas, en el suelo veo tres botellas vacías de Absolut. Le doy su dinero, busco el celular veo 15 llamadas de Estela.

“Quiero verte guapo, anoche no pude dormir pensando en ti”…. “Necesito verte amor”… La dejé en visto nuevamente.

Al día siguiente mi madre me visita -algo poco común-, cuando llega estoy por salir a cortarme el cabello, la dejo en la casa y me retiro para volver lo antes posible.

Para mi sorpresa al regresar, sentada en la sala tomando un té y hablando muy amenamente con mi madre, se encuentra Estela.

Entro saludo y procedo a darme un baño, con la vaga esperanza de que mi inesperada visita no esté cuando termine de ducharme.

Al regresar a la sala, mi madre le cuenta a mi querida Estela que me destetaron a los 5 años de edad.  Tras almorzar Estela se despide con un beso y me dice al oído mañana misma hora y mismo lugar.

Después tuve que aguantar las preguntas incomodas de mi mamá: ¿Dónde la conociste?, es linda, etc., etc…

Cuando se va mi madre medito en silencio. Esta es la relación que cualquier hombre como yo quisiera tener, pero por qué me siento incómodo.

¿Qué tiene esta mujer?… Me lo pone todo fácil….

Tal como me lo pidió Estela acudo a la cita, pero mis intenciones eran otras. Terminar con el asunto por la raíz.

Toco la puerta Estela me abre… Al verla se me olvida todo y terminó en sus brazos. Nos amamos como dos locos.

Esta situación se alargó por meses…

Una tarde antes de salir de la oficina recibo un mensaje de whatsapp de Estela, diciéndome que no la busque más.

Traté de buscarla y en todos lados me dieron la misma respuesta, “La señora Estela no ha vuelto más”.

Estela salió de mi vida de la misma forma como llegó. Espero que algún día me busque de nuevo aunque solo sea para decir hola….

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí