¿Cuál es el estatus de los partidos en formación de cara al 2024?

0
1210
Anuncio

Por Mólotov Lautaro

En Panamá hay un millón 522 mil 370 panameños registrados en alguno de los siete partidos políticos legalmente constituidos y los cinco que se encuentran en formación, según datos estadísticos del Tribunal Electoral (TE).

En las pasadas elecciones del 2019, más de 700 mil ciudadanos no ejercieron el voto de los 2,757,823 habilitados en el padrón electoral.

¿Cuántos de los cinco partidos que están en proceso de legalizarse participarán en los comicios del 2024?

Para obtener la categoría de partido, los aspirantes deben presentar 39 mil 296 firmas, lo que representa el 2% del total de votos válidos emitidos en los comicios generales que se realizaron en el 2019.

Ante esta interrogante y basándonos en los informes semanales proporcionados por el Jardín de Los Olivos, podremos realizar un análisis de cuáles de estas organizaciones se constituirán como partidos políticos y cuáles no, de cara al 2024.

Primeramente, vemos el caso de Partido Alternativo Independiente Social (País), que en el 2018 cuando todo apuntaba a que participaría en las elecciones del 2019, se le abrió un proceso de impugnación de firmas de adherentes lo que llevó a que perdiera el estatus de partido legalizado. En ese torneo electoral de unió con Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena).

El partido País tiene la cantidad de adherentes – 39,482- inscritos establecido por el Tribunal Electoral, por lo que pronto será reconocido por la entidad.

Al comienzo de su formación País se identificaba como centro-izquierda, con el pasar del tiempo se fue acercando a sectores religiosos -pastores y guías espirituales cristianos- conservadores.

Mientras que Movimiento Otro Camino, liderado por el excandidato presidencial Ricardo Lombana, mantiene 37,532 miembros; menos de 2 mil firmas para obtener su estatus de partido legal.

A pesar de que Lombana apostó por la vía independiente en las pasadas elecciones para irrumpir en la política nacional, unos meses más tarde de las elecciones del 2019, dio a conocer su intención de crear Otro Camino.

La decisión de Lombana es atinada ya que, de ganar la presidencia, no tendría el apoyo de los diputados de la Asamblea Nacional, ni el respaldo de una estructura partidaria para desarrollar su plan de Gobierno.

Por otro lado, al igual que el partido País este es el segundo intento de Unión Nacional Independiente (UNI), para legalizarse como partido político.

En el periodo pasado a la UNI se le eliminaron adherentes en la depuración realizada por el TE. En su momento la dirigencia de UNI se encadenaron en la sede del Tribunal Electoral denunciando este hecho.

UNI es liderada por el empresario y político Iván Blasser. Actualmente este colectivo tiene unos 12,276 miembros, muy por debajo de lo requerido para ser reconocido como partido oficial.

Esta organización ha comenzado a perder adherentes, sumado a que no se vislumbra un trabajo de recolección de firmas podemos intuir que de no hacer los correctivos la UNI no se formalizará.

Oficialmente los dirigentes de la UNI no han declarado en qué posición ideológica se encuentra el colectivo.

Por su parte, el Frente Amplio por la Democracia (FAD) con 7,168 intenta por tercera vez inscribirse y así participar en los comicios electorales del 2024, tal como en el 2014 y el 2019.

En la última elección no sobrevivió al no obtener el 2% requerido por las normas electorales.

El FAD es una agrupación de orientación izquierda, la cual está conformada por obreros, estudiantes e intelectuales.

Guiándonos por los informes semanales brindados por el Tribunal Electoral, el FAD de seguir con este crecimiento relativamente lento, no lograría constituirse. Matemáticamente hablando el FAD, aún puede obtener las firmas necesarias que le den el estatus de partido legal, esto dependerá del trabajo de base que realicen.

Uno de los posibles problemas que estaría afectando a esta agrupación sería que la mayoría de los proyectos de construcción se encuentran suspendidos por los estragos de la Pandemia del Covid-19.

Hay que recordar que los trabajadores de la construcción han sido con anterioridad el grueso de esta agrupación política.

Por último, encontramos al Partido Torrijista Revolucionario (PTR) el cual hasta el momento registra 734 firmas, muy lejos de las más de 39 mil rúbricas requeridas para constituirse como partido.

Podemos especular que el PRT quiere evocar a la llamada tendencia -ala de izquierda- que existió dentro del Partido Revolucionario Democrático (PRD). Hasta el momento en el esfuerzo llamado PRT, no se vislumbra una figura con un liderazgo capaz de lograr la simpatía de los ciudadanos para formar parte de este colectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí