Hablemos del masaje prostático, sin tabú

0
641
El Caballero sin memoria
Anuncio

Soy propietario de tu lado más caliente
Soy dirigente de tu parte más urgente
Soy artesano de tu lado más humano
Y el comandante de tu parte de adelante. La parte de adelante – Andrés Calamaro.

Para esta entrega entraré en materia directo, algo que no hago desde hace rato.

Resulta que me siento y comienzo a teclear y desarrollo el tema. Hay escritores que se ponen metas diarias y escriben 8 o 10 cuartillas por día, en lo personal prefiero estar inspirado.

En temas de sexo, fornicar o hacer el amor… Si me tuviera que auto-calificar, me parece que tendría un 3.5 o 3.8 de calificación.

Me gusta tener un preámbulo largo antes de hacer el amor, acariciar, besar, morder… Me encantan besar y meter mis dedos en una larga melena… Creo que es un fetiche.

Puedo decir que me fascina practicar el sexo oral, en más de una ocasión me han sorprendido con un squirt… Claro también lo he experimentado en poses como el misionero, ella arriba o en el doggy style.

El período no me asusta, algunas mujeres en esos días están más excitadas… ¿Entonces por que no?.

No soy de esos que se obsesiona con el sexo anal, si se puede, perfecto y si no, no hay estrés.

Hace algunos años era más rápido que flash -creo que entienden-, hasta que una ex me enseñó que el hombre debe llegar de segundo en la relación. Luego de eso me ha pasado —si sé que es difícil de creer—, que en una relación puedo llegar y seguir. Aclaro que no es algo que pueda controlar a voluntad, solo pasa.

Puedo ser abierto al uso de juguetes sexuales —vibradores, anillos, dildos—, pero nunca he practicado la española…

Para el que no sepa es el masaje prostático…

Una amiga me hizo el comentario sobre esta práctica…. Lo sorprendente es que me despertó la curiosidad sobre el tema.

Navegando en Internet encontré que la próstata ayuda a los hombres a experimentar encuentros sexuales más satisfactorios”… Interesante.

Desde ese punto no estaría mal experimentar este masaje. Al final es algo de pareja.

Otra conocida me contó que en un día practicando el 69 -todos deben saber que es-, de pronto sintió las ganas de hacerlo, su esposo al principio trató de evitarlo, pero poco a poco fue cediendo al masaje y desde esa noche de cuando en cuando le hace una española.

El marido de ella tiene un aire a Jason Statham… El actor que hace películas de acción.

El masaje prostático

Un estudio realizado por sexólogos de la Universidad de Sheffield, definió el clímax alcanzado con esta práctica como “una sorpresa gigante, un calambrazo perfecto”.

Es práctica la pueden realizar parejas heterosexuales.

Muchas personas se niegan a experimentar con el placer anal porque se trata de una zona que está en contacto directo con las heces fecales, sin embargo con un buen baño y procurando la limpieza de esa zona, la pena por experimentar puede disminuir.

¿Cómo se hace?

Lo principal, es la confianza, relajación e imaginación para dar con el llamado Punto P masculino.

El asunto es que es una zona con miles de terminaciones nerviosas y a ella se accede, claro, a través del ano.

Recuerden que hay una diferencia entre un orgasmo y la eyaculación… Si se animan a practicar esta forma de placer dicen quienes lo han probado que merece la pena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí