La gerente con vocación de meretriz

0
276
El Caballero sin memoria
Anuncio

Watching every motion                                               Ver cada movimiento          

In my foolish lover’s game                                           En el juego de mi amante tonto

On this endless ocean                                                   En este océano infinito

Finally lovers know no shame                                     Finalmente los amantes no saben de vergüenza

Turning and returning                                                   Giran y vuelven 

To some secret place inside                                         A algún lugar secreto dentro a

Watching in slow motion                                              Ver en cámara lenta

As you turn around and say                                           Al dar la vuelta y decir

Take my breath away                                                     Quítame el aliento

Take my breath away                                                     Quítame el aliento

Take My Breath Away de Berlin

Soy de las personas que valora mucho la amistad, cuando estaba en secundaria me metí en más de una pelea en desventaja -de esas que cuentas tres contra uno-, es por eso que siento mucho cuando un amigo o amiga me decepciona.

En la Universidad llegue a perder como tres semestres por tomar una lucha que no era conmigo.

He perdido la cuenta de cuanto me debe zutano o mengano, total yo también arrastre a mis amigos a varias peleas de esas que antes de empezarlas ya están perdidas.

Si los amigos no están en esos momentos difíciles para que llevan ese título.

Meditando luego de perder algo de dinero -la verdad no es lo que me importaba-, si no el dolor de la acción de esta persona. Me llegó a la memoria cuando mi mamá le guardaba cena cuando la suya lo castigaba en secundaria.

Me bajo de un taxi algo molesto por lo sucedido en los estacionamientos de Albrook Mall, cuando escucho una puerta cerrarse seguido de una carretilla de improperios por parte de una mujer.

Volteó a ver, el rostro me parece familiar… Trato de reconocerla sin maquillaje, en leggins y zapatillas.

De pronto me grita que miras imbécil… La reconozco es la gerente de la tienda de artículos, no la reconocí sin el chaleco naranja y la frase cursi “Un Universo de Ofertas para tu Casa”.

Nos conocemos ya que a ella le reclamo las cosas defectuosas o la mala atención en el almacén donde trabaja.

Bueno resulta que su molestia era porque dejó la llave y el celular dentro del carro… En eso comienza a llover.

La miro con una cara de tragedia griega. Le doy mi cel para que llame a su seguro para que le abran el carro. La verdad no se como era la cosa, si es que el cerrajero no estaba o no se encontraba de turno.

Entramos al Mall la invito a un café y algo de comer… La observo detenidamente, tiene unos ojos lindos.

Por unos segundos me perdí en su mirada, solo alcancé a escuchar “que me miras con esa cara de bobo”. Sonrió y le digo que nunca había notado lo linda que era. Pasa como media hora y el tipo nada que llega.

Le pregunto si me acepta que le preste algo para que regrese a casa y busque la otra llave del carro.

Me dice que No. En eso me acercó lentamente a su rostro a unos milímetros de besarla… La mujer quedó pasmada, luego le digo suave en el oído “es que prefieres que te lleve a tu casa”.

Creo que no me abofeteó para no llamar la atención. Me dijo eres un estúpido atrevido. Me levanto de la mesa y empiezo a caminar rápido cuando al entrar a un almacén, me hala el brazo.

Te vas a ir y me vas a dejar así… En medio de la fila para tomar la temperatura le tomo la mano y digo en voz alta “No mi amor”.

La veo que me mira con furia a lo que le respondí. Mira toma este dinero vete en taxi y algún día me lo pagas.  Le doy mi tarjeta y un billete de 20.

A los dos días, me llamó para devolverme el dinero. Le dije que no, que solo lo aceptaría si iba a mi casa a cenar le envié la dirección por whatsapp solo para molestar.

Esa noche me chateó a las 7 en punto. Estoy aquí ábreme la puerta. Pensé ahora que hago, no tengo nada preparado.

Para mi sorpresa trae comida del chinito que me gusta. Al entrar me dice siempre te veo comprar comida allí.

Le pido unos minutos para tomar un baño, cuando abro la regadera siento que abren la puerta.

La gerente tenía un vestido ceñido al cuerpo al quitarlo, me di cuenta que no tenía ropa interior.

Mi presión sanguínea de inmediato se traslado a una parte de mi anatomía, al ver aquello la gerente me beso, luego se arrodillo para darme placer.

Aquella mujer con la cual tuve un sin numero de desacuerdos no es la misma que esta desnuda amándome, es una experta en las artes del amor.

Cuando terminamos me dijo despacito, soy gerente de 8 a 5, pero si quieres puedo ser más creativa que una meretriz en las noches.

PD: Meretriz es el nombre romano utilizado en la actualidad como sinónimo de prostituta

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí