Las mujeres y “el ganado” II

0
1165
El Caballero sin memoria
Anuncio

La otra noche después de cenar y ver algo de televisión por cable seguía sin ganas de dormir, por lo que vi El Código Enigma para ver si Morfeo venía por mí.

Esta película cuenta la historia del matemático, criptoanalista y pionero científico de la computación británico Alan Turing, quien fue una figura clave en el descifrado de los códigos de la máquina Enigma de la Alemania Nazi.

Al terminar de ver el filme, me dan ganas de comer algo. Voy a la nevera a prepararme un emparedado, pero se me antoja comer pancakes, me encantan caseros y acompañados de tocino. Mientras los preparo me pongo a pensar en algunos comentarios sobre el artículo de Las mujeres y “el ganado”.

En este punto tengo que hacer algunas aclaraciones

Empezando que el término ganado primeramente fue utilizado por los hombres para referirse a los levantes. De pronto las mujeres comenzaron a usar esa frase para referirse al peor es nada, o al chico que está en reserva.

El peor es nada es aquel hombre que no llena todas las expectativas de la mujer ya sean sentimentales, sexuales y hasta económicas. -Verán los tiempos han cambiado mucho, puede haber amor, pero la mujer no debe llevar el peso de la economía en la relación de novios o esposos-. Este es el tipo de pareja que aceptan para no estar solas, sabiendo que podrían tener un hombre mejor, ese que si les mueva el piso.

En lo sentimental algo que los hombres obviamos muchos es el trato. Esto se ha dicho una y mil veces, pero al parecer se nos olvida. Es como una planta, si no se riega, poda o se le hecho abono tarde o temprano se muere. En pocas palabras a la mujer se le debe dar atención ya sea si se tiene una relación o amistad.

Existen otro tipo de ganado masculino para las mujeres.

El ganado que resuelve, ese hombre que apoya económicamente, el sugar daddy muchas veces y puede ser alguien comprometido que no tienen a disposición siempre, pero es alguien que aprecia cubriendo varias de sus necesidades. Aquí se debe ser claro que esta relación puede empezar sin amor, pero dependiendo de cómo fluyen las cosas esto puede cambiar.

También una mujer con novio o casada puede tener el ganado sexual… Si sexual, es ese que es bueno en la cama, es atento y tiene detalles a la hora de coger, simplemente llena todas las expectativas, pero sólo y únicamente en ese plano, no lo quiera para más nada, ni tan siquiera salir a cenar.

Puede ser un exnovio o “grubeo” que ya probó anteriormente y donde la relación amorosa no funcionó por x o y motivo, pero sabe que en el sexo es lo máximo. Es el que dura en la cama más que todos los que ha conocido, el que está en condiciones, el que la hace venir varias veces, el que se atreve a todo lo que ella solicite, ya sea oral, vaginal o por detrás; y por eso le quedó gustando, aunque sabe que no pueden ser nada más.

De ese tipo de ganado podrán tener varios especímenes a disposición por no decir todos, pero de seguro escogen sólo uno, pues se decidirán por el que tenga más facilidad de horario y concordar, que se vea bien físicamente por supuesto y si a eso le añaden que es un tipo que se anticipa o se acuerdan del regalito del “resuelve” económico; pues entonces ese ganado lo cuidarán con gran cariño y esmero.

El ganado puede tener una o varias cualidades que la mujer desee en un hombre, pero no todas, como dice la canción de Marco Solís, el hombre perfecto no existe. O tiene todo lo que quieren, pero está comprometido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí