Planta procesadora de plástico más grande de la región se instala en Panamá

0
115
Anuncio

Como parte de su estrategia de sostenibilidad y compromiso con la comunidad, Panamá Pacífico ha establecido una alianza con la Fundación Botellas de Amor, organización sin fines de lucro que trabaja en América Latina con un modelo integral de reciclaje que transforma el problema de los residuos plásticos en soluciones de vida para comunidades vulnerables, fabricando y donando viviendas.

En este sentido, Panamá Pacífico apoya con las instalaciones de la principal planta procesadora de plástico de la región, ubicadas en esta Área Económica Especial.

Con esta alianza Panamá Pacífico busca posicionarse como la la primera comunidad en el país que promueve el llenado de botellas con residuos de empaques flexibles generados en escuelas y hogares, para transformarlos en una especie de madera plástica utilizada para construir parques infantiles, mobiliario urbano y viviendas en beneficio del medio ambiente.

La materia prima resultante del plástico transformado es usada en la fabricación de RPL (Recycled Plastic Lumber) que se emplea para la construcción de obras sociales destinadas a mejorar la calidad de vida en comunidades vulnerables.

La Fundación Botellas de Amor fue creada en 2016 en Colombia para ofrecer una solución integral al manejo sustentable de residuos de plásticos flexibles y mejorar la calidad de vida de comunidades vulnerables en América Latina. “Esto ha sido posible a través de metodologías educativas, ya que para nadie es un secreto que las redes sociales están inundadas de información sobre el plástico al haberlo convertido en un enemigo. Consideramos que debemos ir más allá, pues el problema es un tema de educación y responsabilidad. Botellas de Amor consiste en que cada panameño se responsabilice por sus empaques plásticos, los introduzca en una botella, trate de llenar la botella lo más compacta posible y nosotros por medio de nuestros programas, transformar este material, evitando que esto llegue a mares, costas y vertederos ya colapsados”, asegura Maryorie Joudry, Presidenta de Botellas de Amor Panamá.

Durante los 2 primeros años de funcionamiento, la Fundación recolectó alrededor de 130 toneladas de materiales pos consumo y más de 1.000 posindustrial, con los cuales se han donado 5 viviendas, 18 mesas comedores, 10 bibliotecas, 5 parques infantiles, 10 puntos ecológicos y 60 puentes.

“La meta es tener en 6 meses, 43 puntos de acopio activos en la ciudad de Panamá. La labor de Botellas de Amor es educar a la población en general y a la empresas para que contribuyan con la recolección de estos materiales que brindan oportunidades de viviendas dignas para latinoamericanos en situaciones difíciles”, señala la Presidenta de Botellas de Amor Panamá.

La planta de Panamá Pacífico tendrá dos líneas de producción, y su éxito dependerá del apoyo de toda la ciudadanía.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí