InicioOpiniónFrenazo a la ultraderecha

Frenazo a la ultraderecha

Por: Marcos Castillo Pérez

Las alarmas se dispararon en el viejo continente en junio pasado con motivo de las elecciones al Parlamento Europeo cuando en varios países ganaron y en otros lograron aumentar sus escaños partidos de extrema derecha, el caso más sonado fue el de Francia donde la Reagrupación Nacional liderada por Marine Le Pen ganó con holgura mientras que Renaissance (Renacimiento) el movimiento del presidente Emanuel Macron debió conformarse con el tercer lugar muy por detrás de la alianza de Izquierda.

Conocidos los resultados, el presidente francés tomo una drástica y sorpresiva decisión, disolver la Asamblea Nacional y convocar a elecciones a dos vueltas para el 30 de junio y el 7 de julio.

La arriesgada movida de Macron trataba de frenar un gobierno de cohabitación con los extremistas de derecha que ganaron en la primera vuelta e intentaron conseguir una mayoría absoluta en la segunda vuelta este domingo 7 de julio, los malos resultados obtenidos por la alianza de gobierno ha hecho que el propio Macron llamara a retomar el denominado “Frente Republicano” para evitar la llegada al poder de la extrema derecha, los partidos centristas y liberales aliados del presidente francés, debieron a regañadientes apoyar a candidatos de la gran coalición de partidos de izquierda agrupados en el Nuevo Frente Popular.

Francia ha votado mayoritariamente a favor de la izquierda y serán los del Nuevo Frente Popular (NFP), integrado por La Francia Insumisa, el Partido Socialista, el Partido Comunista y los Ecologistas, quienes pondrán al nuevo primer ministro. La clave de este frenazo al fascismo se debe en gran medida a la coalición de izquierda que ha logrado alcanzar un primer lugar histórico.

Por debajo quedan los partidos liberales y de centro-derecha y derecha aliados de Macron, dejando en tercer lugar a los ultraderechistas de la Reagrupación Nacional de Marine Le Pen con sus discursos nacionalistas, xenofóbicos y supremacistas.

Se logra frenar de momento la pretendida toma del poder de la ultraderecha que algunos daban por hecho y que mantenía en ascuas a franceses y europeos. Ahora viene una etapa de puja y repuja por la escogencia del nuevo primer ministro a quien le tocará cogobernar con Macron, los sectores de centro-derecha y derecha han tratado de descalificar a La Francia Insumisa, el partido de izquierda más radical a quien califican de “extrema izquierda” y prefieren buscar entre las figuras socialistas más moderadas, sin embargo.

Muy a su pesar fue precisamente La Francia Insumisa liderada por Jean-Luc Melenchón el partido que más escaños consiguió dentro de la alianza del NFP y, por tanto, no puede ser fácilmente apartado, una alianza con los grupos afines a Macron ya ha sido rechazada tanto por Jean-Luc Melenchón como por el líder de los socialistas Olivier Faure, lo cierto es que el resultado electoral obliga a un gobierno de cohabitación al menos hasta 2027, cuando serán las elecciones generales y reaparezca el fantasma de la ultraderecha, que de la mano de Marine Le Pen pretenderá hacerse con el poder en Francia y nuevamente la izquierda deberá mostrar la madurez y fortaleza de ahora para impedirlo.

En tanto del otro lado del canal de la Mancha el partido laborista (la izquierda británica) ha vencido en las elecciones del Reino Unido de forma aplastante al partido conservador (la derecha) que ha estado en el poder por cerca de catorce años, con el triunfo de los laboristas la izquierda toma un nuevo aire en Europa, puesto que ahora gobierna en España, Alemania, Reino Unido y cogobernaran en Francia.

Los resultados electorales en el Reino Unido y Francia aplacan lo que parecía ser una ola de la derecha y la ultraderecha en el viejo continente y plantean un reacomodo de fuerzas conservadoras y progresistas.

En América pasa algo similar, mientras en Argentina llegó al poder el denominado liberal libertario Javier Milei con políticas ultras neoliberales, en México la candidata del izquierdista Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) Claudia Sheinbaum se impuso contundentemente a la alianza de derecha y continuará el programa político progresista de su antecesor Andrés Manuel López Obrador, por su parte en los Estados Unidos en noviembre próximo, los electores deberán decidir entre demócratas y republicanos, los primeros representan a los sectores progresistas mientras los segundos a los conservadores, su candidato el expresidente Donald Trump apela a un discurso xenófobo, supremacista y de ultraderecha.

Las sociedades occidentales se encuentran inmersas en un dilema; o continúan apostando por el avance y respeto de los derechos humanos, el bienestar social y una participación activa del Estado como regulador, garante de la justicia y el balance social, o vuelven al experimento del capitalismo salvaje que les mantiene sumido en abismales diferencias, donde una élite privilegiada obtiene grandes beneficios y controla casi todas las riquezas, mientras, las mayorías deben conformarse con vivir o sobrevivir con lo poco que sobra o las migajas que quedan.

Los resultados electorales en el Reino Unido y Francia envían mensajes esperanzadores.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments

Reinaldo en El Avispón
Heidy en El Avispón
Heidy en El Avispón
Alfonso Badillo en El Avispón
Injusto en El Avispón
Eduardo Lopez en Fallece Domplin
Licdo. José del C, Gutiérrez en Panameños inscritos en Partidos Políticos
Alberto moody en El Avispón
Carlos Enrique González en Folclore como unidad Latinoamericana
Cheo en El Avispón