Gobierno de Varela no aportó dineros a la JMJ 2019

0
983
Anuncio

Contrario a la percepción existente en varios sectores del país, el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, aseguró en conferencia de prensa que el gobierno del expresidente Juan Carlos Varela no entregó fondos para la realización de la Jornada Mundial de la Juventud 2019 (JMJ), y que su contribución solo fue en aportes materiales.

La conferencia de prensa salió al paso de los cuestionamientos que surgieron en algunos medios televisivos que exigían la presentación de un informe que detallara los ingresos y gastos incurridos en ese evento organizado por la Iglesia Católica, que reunió en Panamá a unas 700 mil jóvenes, peregrinos y visitantes del mundo.

Según Víctor Chang, secretario ejecutivo del Comité Organizador de la JMJ 2019, el evento, que reunió a 700 mil personas en el campo San Juan Pablo II, en ciudad de Panamá, recibió aportes por más de $21.3 millones provenientes de donaciones, inscripciones de peregrinos, patrocinios, fondo de solidaridad y otras fuentes, los que se recibieron ente 2017 y 2019.

De este fondo se invirtieron $20.7 millones en gastos de operaciones, administrativos, generales, y gastos varios, lo que dejó un remanente de $600 mil que permitió afrontar otros gastos posteriores.

En suma, aclaró Chang, se devolverán a la Iglesia $300 mil que serán invertidos en obras sociales, entre otros temas.

Los aportes del Ejecutivo, detalló, se centraron en habilitar el área del Metro Park y ubicar las tarimas, adquiridas por el Gobierno, por $12.4 millones,y dar cabida a los participantes a los actos que ofició el Papa Francisco, así como la alfombra roja para su llegada y acceso a la tarima, valorada en $14 mil.

Las cuentas. ingresos y gastos fueron auditadas por cortesía de la firma internacional KPMG, cuyo representante Kidpal Singh, dio fe de la transparencia con que se manejaron los dineros de la Jornada.

Esta celebración de la Iglesia católica, destinada a promover los valores de la juventud cristiana del mundo, reunió en esta ciudad unos 87 mil 445 peregrinos; 20 mil voluntarios; 500 peregrinos discapacitados; 24 cardenales; 341 obispos; 3 mil 924 sacerdotes, y casi 4 mil periodistas, originarios de 140 países del orbe.
Nunca hubo meta económica

En su reflexión sobre el resultado de la Jornada, el arzobispo Ulloa expresó su gozo por el éxito de la actividad que inicialmente contó con la iniciativa del Papa Francisco y el apoyo solidario de la jerarquía de la Iglesia Panameña.

Calificó la idea de celebrar la Jornada en Panamá de “una locura”, pero una “locura de Dios” que contó con su respaldo para su éxito final contra todos los pronósticos negativos.

Ulloa aseguró que nunca se persiguió una meta económica, aunque precisó que la JMJ 2019 fue exitosa, pues terminó con un superávit contrario a sus predecesoras de Cracovia y Madrid.

Por el contrario, los mayores beneficios logrados fueron pastorales y espirituales en bien de los jóvenes del mundo que se congregaron en Panamá.

Gracias al éxito de la JMJ el nombre de Panamá se dio a conocer mundialmente, y miles de peregrinos y visitantes expresaron su interés de retornar al país por la simpatía que despertó y la calidez y acogida de su gente.

En el orden económico, unos 700 restaurantes y 400 proveedores derivaron buenos ingresos, al igual que hoteles y transportes.

A su vez, el obispo de David, José Luis Cardenal Lacunza, en términos taurinos, comparó la organización y el éxito de esta gran jornada,liderada por monseñor Ulloa, como una faena completa, pues había cortado “el rabo y las dos orejas” al toro como un hábil matador en la arena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí