Informe a la nación del presidente Laurentino Cortizo

0
53

INFORME A LA NACIÓN

S.E. Laurentino Cortizo Cohen

 Presidente de la República

Sábado, 2 de enero de 2021

Su Excelencia, Marcos Castillero, Presidente de la Asamblea Nacional.

Su Excelencia, José Gabriel Carrizo Jaén, Vicepresidente de la República y Ministro de la Presidencia.

Ministros y Viceministros, Diputadas y Diputados.

Autoridad Eclesiástica, Medios de Comunicación.

Pueblo panameño,

Una vez más acudo a este recinto, para rendir cuentas a la Nación.

Como ser humano, como panameño, quiero iniciar este informe expresando a cada uno de nuestros hermanos, que ha perdido un ser querido en esta batalla, que sentimos como propio el dolor y el vacío que hoy sufren por su pérdida.

Sé que en muchos casos ni siquiera pudieron despedirse y que todavía hay muchas familias que tienen a alguno de los suyos luchando por su vida.

Como Presidente, créanme, es la carga diaria más dura, más difícil, en el trabajo que me toca llevar adelante, porque sus tristezas, sus lutos, son compartidos dentro de la familia panameña que somos todos, hijos del mismo país, parte de un mismo destino: enfrentar la más profunda y devastadora crisis sanitaria, social y económica que ha vivido Panamá.

Señoras y señores,

Este Informe a la Nación, que me corresponde rendir en un momento extraordinario, va a ser distinto, al marcar la diferencia entre los compromisos adquiridos, las promesas cumplidas, los enormes esfuerzos que hacemos para encontrar el mejor balance entre la salud, lo social, lo económico y el porcentaje de ejecución del presupuesto 2020.

Hablar de ese balance puede parecer fácil, pero para encontrarlo se requiere prudencia, responsabilidad y una cabeza fría. Es un proceso que pasa por observar el comportamiento del virus, el análisis de la situación, las propuestas de decisiones y al final, como Presidente, decidir la acción o acciones que se ejecutarán.

Panameñas y panameños,

En mi mensaje de toma de posesión, me comprometí a llevar a cabo 14 acciones prioritarias, que debían realizarse en los primeros meses de gobierno.

Todas ellas fueron cumplidas:

  • Presentamos a esta Asamblea, en el mes de julio del 2019, la propuesta de un nuevo orden constitucional, tal como me comprometí en campaña.
  • Se aprobó la ley de Contrataciones Públicas, que disminuye la discrecionalidad de los funcionarios públicos.
  • Se aprobó la ley de Asociaciones Público-Privadas, para buenas inversiones y generar empleos.
  • Ejecutamos el Programa Austeridad con Eficiencia.
  • El Programa del Vaso de Leche… ya es 100% de producción nacional.
  • Estamos ejecutando el Programa Estudiar Sin Hambre, con la compra de productos panameños.
  • Creamos el Ministerio de Cultura.
  • La agencia de atracción de inversiones y promoción de exportaciones, ProPanama, ya funciona en el Ministerio de Relaciones Exteriores y en esta legislatura se presentará el anteproyecto de ley para crear la Autoridad de Atracción de Inversiones ProPanama, consolidando así todos los esfuerzos para traer buenas inversiones directas extranjeras.
  • Creamos y está en ejecución, desde el 3 de agosto de 2020, el programa Banca de Oportunidades.
  • Establecimos el Plan Manos a la Obra, a nivel distrital, para el mantenimiento de infraestructuras viales que ha estado y está en ejecución.
  • Se aprobó la ley que exonera el pago del impuesto de transferencia para el inventario actual de viviendas.
  • Se aprobó la ley que extiende el interés preferencial para viviendas de 120 mil hasta 180 mil balboas.
  • Se aprobó la Ley de Leasing Inmobiliario, para facilitar la adquisición de viviendas a jóvenes panameños.
  • Creamos la Unidad para la Competitividad de los Servicios Internacionales.

También anuncié, ese 1 de julio, que empezaríamos a gestionar el financiamiento para los pagos atrasados a proveedores y contratistas del Estado y me comprometí a presentarle al pueblo panameño, la información completa acerca del estado real de las finanzas públicas, que nunca nos entregaron.

Señoras y señores,

El año pasado, en este mismo recinto, denunciamos la grave situación financiera del Estado, que encontramos una vez en el ejercicio del gobierno.

La verdad es que en los últimos dos gobiernos, sin pandemia, la deuda pública se triplicó; pasó de 11 mil millones a más de 30 mil millones. En otras palabras, esos gobiernos aumentaron la deuda en 20 mil millones de balboas, sin que tuvieran que tomar acciones de emergencia.

Panameñas y panameños,

Pero el asunto no termina allí y de ahí la importancia de recalcar hoy, cuál fue el país que recibimos:

Primero, asumimos el Gobierno con un déficit en el presupuesto de 2019, por 2,317 millones.

Segundo, encontramos 1,836 millones de balboas en cuentas por pagar a proveedores y contratistas, a trabajadores de la salud, docentes, productores agropecuarios, a bancos por intereses preferenciales y a la Caja de Seguro Social.

Tercero, tuvimos la responsabilidad de cancelar 1,155 millones de balboas en bonos vencidos, emitidos por administraciones pasadas.

Sólo esas deudas no contraídas por nuestro gobierno sumaban 5,308 millones de balboas y para afrontarlas, fue necesario recurrir a deuda externa porque Panamá no tiene Banca Central.

Lo anterior, en conjunto con medidas de austeridad presupuestaria, nos permitió poner la casa en orden, en 8 meses. Tanto es así, que ya para febrero de 2020 los ingresos corrientes habían aumentado 11% por encima de lo proyectado.

O sea, en los primeros ocho meses de nuestro gobierno, el país comenzaba a mostrar señales de recuperación económica, pero la pandemia nos sacó de ese curso, trayendo una drástica reducción en los ingresos corrientes.

Pueblo panameño,

En efecto, este gobierno ha gestionado 7,776 millones de balboas de recursos de crédito, según estimaciones del MEF, que permitió financiar la caída de los ingresos, por debajo de lo presupuestado, por 3 mil millones de balboas y hacer frente al presupuesto del Estado, a los 1,696 millones de balboas para pagar las amortizaciones de deuda, mantener los programas de subsidios y de transferencias monetarias condicionadas, por 1,651 millones de balboas.

Y la diferencia de 1,417 millones de balboas, más los reducidos ingresos corrientes, es lo que nos ha permitido sufragar las necesidades del sistema de salud, por los efectos de la pandemia, el Plan Panamá Solidario, los Vales Digitales y las Bolsas de Comida, la ayuda para las víctimas de los desastres naturales.

En ese sentido, poner la casa en orden facilitó las gestiones con las instituciones financieras internacionales y la banca, para tener fondos y atender, primero, la emergencia nacional de la pandemia y luego las consecuencias de los huracanes.

Señoras y señores,

Preferiría referirme sólo al presente, pero no se puede olvidar que recibimos el país con problemas monumentales. Y en marzo ocurrió lo imprevisto: una catástrofe mundial devastadora, sin aviso, se instaló en nuestras vidas trayendo incertidumbre, dolor y luto.

Ahora, con la pandemia, nuestro país enfrenta los mayores problemas de toda nuestra historia.

Panameñas y panameños,

Desde los primeros indicios de la pandemia nuestro gobierno se puso al frente de esta batalla, en la cual hay que tomar decisiones difíciles, tratando de encontrar un balance entre la salud, el bienestar social y la actividad económica; en una catástrofe como ésta no existen decisiones perfectas.

Hasta hace poco, 31 de octubre del año pasado, y con el 100% de la gente en la calle, tuvimos el 9.6% de positividad, positividad de 1 dígito, o sea que, de cada diez mil pruebas, mil salían positivas.

Sin embargo, dos meses después, debido al cambio de comportamiento social por los días patrios, playas, compras, Día de la Madre, fiestas de fin de año, la positividad aumentó a más del doble, o sea, por cada diez mil pruebas, 2,500 salen positivas y el número de fallecidos ha aumentado considerablemente.

Esta situación, innegablemente crítica, nos llevó a tomar medidas estrictas que rigen hasta el próximo 14 de enero.

Entendamos que no puede haber salud sin economía, pero tampoco economía sin salud.

Señoras y señores,

Podemos seguir aumentando las pruebas, aumentando los equipos unificados de trazabilidad, los de respuesta rápida, adecuar nuevas infraestructuras para más camas, como en efecto se está haciendo.

Podemos contratar más personal de salud panameño y contratar médicos extranjeros, pero mientras el comportamiento social, la conducta de cada uno de nosotros no mejore, las cifras tampoco van a mejorar.

Les reitero una vez más, hablar de recuperación económica sostenida, con la actual conducta social de algunos panameños, no es realista.

El futuro de este nuevo año está en la disciplina y la conducta de cada uno de nosotros. Desde hoy, esa conducta escribirá la página en blanco del 2021.

Panameñas y panameños,

Por otro lado, y en lo social, nuestro gobierno asumió con responsabilidad y decisión los desafíos impuestos por la pandemia, implementando diferentes iniciativas para ayudar a los panameños a sobrellevar la crisis, mantener la mayor cantidad de empleos y apoyar, en la medida de nuestras posibilidades, a los más vulnerables.

Vale destacar las siguientes iniciativas:

Señoras y señores,

Les reitero que desde el 4 al 8 de enero se recargarán los vales digitales para las provincias de Panamá y Panamá Oeste.

También anuncio que, a partir del lunes 1 de febrero de este año, el Vale Digital a nivel nacional se aumentará de 100 a 120 balboas, condicionado al cumplimiento de las normas establecidas por las autoridades de salud.

Por otro lado, la Mesa de Diálogo Tripartita convocada por el Gobierno y reconocida por la Organización Internacional del Trabajo, como única en el continente, culminó con 22 acuerdos, respetando los derechos de los trabajadores e impulsando la reactivación de las empresas, logrando una hoja de ruta segura y confiable para mejorar las condiciones de trabajo durante la pandemia.

Panameñas y panameños,

Lo cierto es que al igual que con pandemias anteriores, la solución llega de la mano de la ciencia mediante el desarrollo, en tiempo récord, de vacunas.

Miren, en el caso de Panamá, contra viento y marea hemos ido avanzando y gracias a Dios ya falta menos; en el transcurso de 90 días iniciaremos ordenadamente el proceso de vacunación.

Hemos comprometido 56 millones de balboas para adquirir 5 millones 500 mil dosis de la vacuna. Panamá está preparada, la logística lista, la trazabilidad del cargamento, su llegada, almacenamiento, distribución y luego la aplicación y seguimiento requerido a las personas vacunadas, todo esto está listo.

Mientras que se complete este proceso, tenemos que seguir cuidándonos. No hay manera de avanzar contra este virus sin el compromiso y la autodisciplina de cada panameño.

Tenemos que entender que la letalidad, el poder mortal de este virus, está directamente ligado al comportamiento individual y colectivo de las personas.

Pueblo panameño,

El Plan de Recuperación Económica, Covid-19 Fase 1, el PRE-1, lo presenté a la Nación el 1 de julio, hace 6 meses, aquí en la Asamblea Nacional y fue divulgado ampliamente en diferentes medios de comunicación.

El objetivo del Plan de Recuperación Económica, Covid-19 Fase 1, fue y es, mantener y generar la mayor cantidad de empleos e ir recuperando gradualmente la economía a través de las siguientes10 áreas de acción:

Panameños todos,

Es importante resaltar que el Plan de Recuperación Económica, Fase 1, fue estructurado por un equipo liderado por el Ministro de Economía y Finanzas, cumpliendo con el ciclo de formulación de políticas públicas que va desde la identificación del problema, diseño, implementación, hasta el seguimiento y evaluación.

El Plan de Recuperación Económica, Fase 1, tiene una amplia cobertura territorial que impacta los 5 Panamá; es humano, práctico, coherente, viable y cuenta con los recursos para su ejecución.

A continuación, les detallo un informe ejecutivo del avance del Plan de Recuperación Económica, Fase 1, con acciones concretas y anteproyectos de ley, tal como me comprometí con todos los panameños el 1 de julio de 2020, hace 6 meses:

En ese sentido, el Banco Nacional de Panamá, en el año 2020, ha desembolsado en préstamos corporativos y de consumo, la suma de 1,441 millones de balboas. Por su parte la Caja de Ahorros, en su programa de recuperación económica 2020, ha desembolsado préstamos a micro, pequeña y mediana empresas, hipotecas, consumo, corporativo y factoring, por 401 millones de balboas.

Señoras y señores,

Es indiscutible que, en estas circunstancias determinadas por la pandemia, la reactivación económica de los países pasa necesariamente por la participación del Estado, como ente promotor y facilitador de inversiones. Esto es precisamente lo que nuestro gobierno está haciendo con el desarrollo de obras de infraestructura pública a nivel nacional.

Según la CEPAL, citada por BBC News en noticia publicada el pasado mes de diciembre, Panamá es el segundo país en América Latina, después de Perú, con mayor proyección de crecimiento económico este año, proyectado en un 5.5%.

De acuerdo con la CEPAL, pese a los problemas causados por la pandemia, Panamá mantiene una buena calificación de riesgo por parte de las agencias internacionales, lo que, junto con un repunte en el comercio mundial, influirá positivamente en las actividades del Canal de Panamá, por donde pasa el 6% del comercio mundial.

También dice la CEPAL que Panamá espera un aumento en el comercio interno, en los servicios financieros y en la construcción, lo que es parte fundamental en nuestro Plan de Reactivación Económica.

Panameñas y panameños,

En ese sentido, nuestro Plan de Reactivación Económica, Fase 1, incluye Obras de Infraestructura Pública que se encuentran en ejecución, que generan empleo y demanda de bienes y servicios.

Entre otras menciono algunas:

  • entrega de la orden de proceder para la rehabilitación completa del Estadio Gato Brujo Salinas, de La Chorrera.

Adicionalmente, para apoyar la reactivación de la industria de la construcción, se extendió hasta diciembre de 2021 el arancel de importación del cemento, del 10% al 30%.

Panameños todos,

También en mi informe del pasado 1 de julio de 2020, me comprometí a presentar 8 anteproyectos de ley destinados a mantener la mayor cantidad de empleos y facilitar la reactivación de sectores que van desde las micro, pequeñas, medianas empresas, instituciones financieras y acciones para la atracción de buena inversión extranjera.

También de mi compromiso adquirido hace 6 meses, les recuerdo que de los 8 anteproyectos, 7 fueron presentados, exceptuando el que equipara a la Zona Libre con el Área Económica Especial Panamá-Pacífico que será presentado ante la Asamblea Nacional este mes.      

De los siete anteproyectos presentados, todos fueron aprobados en tercer debate y seis son hoy leyes de la República:

Con relación al proyecto de ley de Agro-Parques, aprobado en tercer debate, lo veté parcialmente para mejorarlo mediante correcciones menores y sancionarlo como ley lo más pronto posible.

El otro proyecto pendiente, el de la reducción del salario a funcionarios públicos, fue presentado oportunamente por el Ejecutivo pero aún no ha cumplido el trámite de los 3 debates. Sin embargo, esto no impidió que muchos donáramos de manera voluntaria al Plan Panamá Solidario, aportando los funcionarios públicos a la fecha, 1.8 millones de balboas.

Adicionalmente, se aprobó la Ley 179 de Leasing Inmobiliario, que ayudará a dinamizar el inventario de bienes inmuebles.

Señoras y señores,

El gobierno tiene también un plan agresivo de inversiones públicas, mediante proyectos de Asociaciones Público-Privadas (APP), para generar empleos, dinamizar las actividades productivas del sector privado y aumentar el consumo de bienes y servicios, para poner plata en la calle.

Nuestras proyecciones para la primera fase de proyectos de Asociaciones Público-Privadas (APP), estiman una inversión aproximada de más de 1,500 millones de balboas, muy importante para la reactivación económica y para la creación de más de 10 mil empleos directos e indirectos.

Entre los proyectos que se evalúan y se han priorizado dentro de esta modalidad están:

Panameñas y panameños,

Además, y a pesar de los recursos limitados, hemos mantenido el pago de los siguientes subsidios:

  • e han desembolsado, del Doble Beneficio, más de 21 millones de balboas, beneficiando a 82,500 estudiantes.

Estos apoyos económicos suman un total de 1,651 millones de balboas cada año y de alguna manera benefician a todos los panameños.

Panameños todos,

También establecimos las condiciones para que a ningún panameño le fueran suspendidos los servicios de agua y luz.

Además, establecimos una segunda moratoria que extiende la suspensión de pagos hasta el próximo 30 de junio, que contempla:

En ese sentido y según la Superintendencia de Bancos, al cierre del 23 de diciembre 2020 hay 23,481 millones de balboas de saldos de préstamos modificados, con lo cual se han beneficiado 737,374 personas.

Y las hipotecas modificadas por esta iniciativa alcanzan los 8,608 millones de balboas y han beneficiado a 122,792 familias.

Señoras y señores,

Por otro lado, en el tema de educación, en Panamá existen 3,107 centros educativos oficiales, de los cuales 1,800 cuentan con internet, ya sea por microonda, satelital y algunos con fibra óptica y 1,302 sin internet.

Las difíciles condiciones impuestas por la pandemia al sistema educativo aceleraron cambios tecnológicos importantes, que van a ser claves en las transformaciones que hemos planteado.

Este es el informe ejecutivo del 2020… para la educación:

  • nriqueciendo el proceso de enseñanza-aprendizaje, como lo tienen los principales colegios particulares del país. Así se inicia, en pandemia, la educación virtual en los colegios oficiales de Panamá.

Panameñas y panameños,

Cabe destacar que, en medio de esta crisis, Panamá fue sede de la Olimpiada Mundial de Robótica en su versión virtual del 2020, con la participación de 1,357 estudiantes de 32 países. En la versión de este año esperamos contar con más de diez mil participantes de 60 países. 

Por otro lado, en el contexto del desarrollo social y bienestar del ser humano, el país dio un paso histórico con la sanción de la Ley de Primera Infancia, que protege esa etapa de la vida la cual va desde la gestación hasta los 8 años, cuando los niños necesitan nutrición adecuada, protección y estimulación para su desarrollo integral. Esta ley favorecerá especialmente a los niños panameños que nacen en pobreza multidimensional.

Panameños todos,

En esta primera legislatura presentaremos un anteproyecto de ley para asegurar la equidad digital en los centros educativos, el derecho a la educación gratuita y obligatoria, con 14 años de escolaridad, desde educación preescolar hasta la educación media.

Adicionalmente… estaremos presentando los siguientes anteproyectos de ley:

Señoras y señores,

La gestión pública ha enfrentado en la vigencia fiscal 2020, condiciones inéditas y extraordinariamente difíciles.

La deteriorada situación fiscal heredada de pasadas administraciones, la grave crisis sanitaria, económica y fiscal ocasionada por la pandemia COVID-19 y los estragos del huracán ETA y el  huracán IOTA, han sido retos monumentales que pusieron a prueba extrema la capacidad del gobierno para encontrar un balance entre la salud, lo social y lo económico.

Gracias al esfuerzo del equipo de gobierno, hoy podemos informar al país que al cierre del presupuesto 2020 y a pesar de la complicada situación, se logró la ejecución histórica más alta de los últimos 10 años, registrando compromisos por 21,560 millones de balboas.

Esto representa una ejecución del 90% del total del presupuesto autorizado, por 24,056 millones de balboas y muestra la eficiencia de un equipo que trabaja, que tiene el propósito de echar adelante el país.    

Del total comprometido, se reconocieron cuentas por 20,323 millones de balboas, es decir, el 94% de los compromisos y se logró pagar cuentas por 19,134 millones de balboas que representa el 94% de las cuentas presentadas.

Cabe resaltar que la ejecución en el Gobierno Central presenta logros extraordinariamente buenos, ya que se alcanzó a comprometer el 95% del presupuesto asignado, es decir,                        11,115 millones de balboas, de los 11,656 millones de balboas autorizados. 

Del total comprometido se devengaron cuentas por 10,744 millones de balboas, lo que representa un 97% de cuentas devengadas y de éstas se pagaron 10,429 millones de balboas, que representan el 97% de las cuentas reconocidas.

Ha sido la tenacidad de todo un equipo de gobierno, que con creatividad e ingenio ha enfrentado estas difíciles pruebas.

Sin duda, con este esfuerzo, el equipo de gobierno contribuye decisivamente al mantenimiento de la demanda agregada, que en las actuales condiciones representa una política positiva, anticíclica y fundamental, para garantizar la liquidez en la economía nacional y la paz social de los panameños.

Panameñas y panameños,

Ahora quiero honrar el esfuerzo de miles y miles de panameños que, con valor, amor a la patria y arriesgando su vida, han participado y participan de este enorme desafío.

Por ejemplo, la labor de los trabajadores del Canal y los puertos, personal de MiBus y el Metro, transportistas, colaboradores de supermercados, mini-super, farmacias y bancos, personal de hoteles, personal de aseo público, las hormiguitas.

Nuestros médicos, enfermeras, personal de salud en general, los que integran los Equipos Unificados de Trazabilidad y Respuesta Rápida, Fuerza Pública, Bomberos, SINAPROC, los rescatistas y voluntarios durante los huracanes.

A los medios de comunicación y periodistas que, con objetividad, informan a la ciudadanía.

Los voluntarios del Plan Panamá Solidario, esos que están día a día en las cuatro líneas de empaque, los que arriesgan su vida llevándole, todos los meses, comida y esperanza a miles de panameños.

A las mujeres y hombres del campo y del mar que nos aseguran alimentos de calidad.

Al personal de la cadena logística de alimentos, a los miles de funcionarios que continúan acudiendo diariamente a sus puestos, para que la administración del Estado no se detenga.

Panameños todos,

Si bien la pandemia nos afecta a todos, no a todos nos afecta por igual. Tenemos que enfocar la atención en todos los panameños, especialmente los que se nos han quedado atrás, en la pobreza y la desigualdad, en los 777 mil panameños que viven en pobreza multidimensional, los de los 300 corregimientos del Plan Colmena.

Si aprendemos las lecciones que nos deja esta crisis, podremos lograr un nuevo contrato social que nos permita diseñar políticas públicas y reformas necesarias para alcanzar una sociedad próspera, de ley y orden y sobre todo justa, más solidaria.     

Hace 6 meses prometí convocar a los panameños a un diálogo nacional, en vísperas del año bicentenario, el Pacto Cerrando Brechas y honré mi palabra.

Lo sensato, lo conveniente, todo lo que nos une, debe decir presente en la convocatoria nacional del Pacto Cerrando Brechas, porque a diferencia de otras convocatorias y gracias a la tecnología, este es un pacto ampliamente participativo, verdaderamente democrático y transparente.

Los panameños todos, por primera vez, tenemos la oportunidad de plantearnos qué Panamá queremos. Este es un diálogo para todos y no para unos cuantos, en el cual todos los ciudadanos serán escuchados y sus propuestas serán tomadas en cuenta.

Este año 2021, exactamente 200 años después de la independencia, con el Pacto Cerrando Brechas construiremos el puente que nos lleve del hoy a un mañana mejor… un compromiso que perdure más allá de este gobierno.

Señoras y señores,

Aprovecho este informe a la Nación para reiterar otros dos compromisos adquiridos, por un Panamá mejor.

Primero, por la importancia para los panameños y su complejidad técnica, el tema de la Caja de Seguro Social, especialmente el Programa de Invalidez, Vejez y Muerte, así como la incorporación de los trabajadores informales y su gestión administrativa, serán abordados paralelamente al Pacto Cerrando Brechas y en dos semanas, este próximo 18 de enero, se iniciará el proceso para atender estos temas.

Respetando la autonomía de la Caja de Seguro Social, ese proceso comienza definiendo la hoja de ruta, fijando la fecha de presentación de los estados financieros y corridas actuariales y la propuesta de integrantes de la Comisión Nacional correspondiente.

Exhorto a la Junta Directiva y al Director General de la Caja de Seguro Social a establecer la hoja de ruta y procedimientos de esta importante misión.

En ese sentido y considerando el inmenso efecto de la pandemia en la economía del mundo y de Panamá, les reitero que debemos ser creativos, con opciones a corto y mediano plazo que no involucren medidas paramétricas. El actual balance entre los temas de la salud, lo social y lo económico, exige este enfoque realista. 

Segundo, anuncio que, a partir del mes de abril, estaré convocando nuevamente al proceso para la designación de dos nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Al final de nuestra administración, tendré la responsabilidad histórica de haber designado 6 de los 9 magistrados que integran la Corte Suprema de Justicia.

Reitero el compromiso que con hechos he cumplido, de designar a las personas más idóneas, de carácter, comprometidas con los mejores intereses del país y no con Presidente alguno.

Pueblo Panameño:

Termino parafraseando a Winston Churchill cuando dijo: “las tareas que se nos han impuesto no son superiores a nuestras fuerzas, ni están por encima de lo que podemos soportar. Mientras tengamos fe en nuestra causa y la voluntad de vencer, la victoria estará a nuestro alcance”.

Este 2 de enero quiero expresarle a los panameños lo siguiente: Yo tengo fe y tengo la voluntad de vencer. Estoy aquí por mi país y por todos los panameños. 

Lo he dicho, lo reitero y lo subrayo, estoy dispuesto a hacer lo que tenga que hacer para sacar a Panamá adelante.

Ya llegará el momento para la política. Ahora, la única victoria que importa es la de Panamá. 

Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí