Encendido de luces en el HEPOTH

0
283
Anuncio

Risas, miradas coquetas y muchos villancicos se apoderaron del pasillo principal del Hospital de Especialidades Pediátricas Omar Torrijos Herrera (HEPOTH) de la Caja de Seguro Social (CSS), donde se realizó el tradicional encendido de las luces del árbol de navidad.

Por tercer año consecutivo, el personal de la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (ANTAI) fue escogido para ser los padrinos de la actividad.
Correspondió al padre José Quezada efectuar la invocación religiosa del evento donde felicitó a los funcionarios de la de la CSS y de la ANTAI por realizar este “encuentro en la fe”, en el que pidió por la salud de los niños que asisten a las citas y de los que en este momento se encuentran hospitalizados.

La directora de la ANTAI, Elsa Fernández, fue la encargada del encendido del árbol navideño, acto en el que agradeció a los miembros de esta instalación de la CSS por haberlos tomado en cuenta para ser padrinos de esta actividad en la que se dieron golosinas, artículos de aseo y juguetes.

“Compartir esta Navidad con el HEPOTH nos llena de alegría. Decirles que definitivamente vemos el rostro de Jesús en cada persona que viene aquí con alguna dificultad. Estamos aquí para apoyarlos: al Hospital Pediátrico que se ha caracterizado siempre por su humanidad”, agregó.

Voluntariado

La familia de ANTAI dio muestras de sinergia, a través del voluntariado Itzel Gómez, jefa encargada de la oficina de Asesoría Legal destacó que el personal de esta entidad siempre se ha caracterizado por poseer un fuerte espíritu de colaboración puesto que todos los funcionarios participaron sin esperar nada a cambio.

Igual opinión ofreció Liza Guevara, jefa de cooperación técnica de la ANTAI quien resaltó que se organizaron para traerles esos momentos de alegría a los niños que están en el hospital.

Expresó que la logística empezó hace un mes y medio donde se organizaron con ventas de dulces, pizzas, hot dogs, y una cuota para obtener los fondos, actos que se hicieron “sin esperar nada a cambio por gustarles más dar, que recibir”.

Acompañados de la guitarra miembros de la ANTAI y funcionarios del HEPOTH y las damas rosadas, repartieron los juguetes a los niños que esperaban junto a sus padres para ser atendidos en la sala de espera, pero no terminó ahí, realizaron un recorrido por las diversas salas de esta unidad ejecutora donde hay niños hospitalizados a quienes les dieron tan significativos regalos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí