Familias de Ngäbe Buglé cambian viejas chozas por viviendas seguras y confortables

0
115
Anuncio

Más de 100 familias en vulnerabilidad de la comarca Ngäbe Buglé, que habitan en chozas improvisadas de cañazas, pencas y madera vieja, recibieron este viernes soluciones nuevas, seguras y confortables por parte del Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot).

El presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, junto al titular del Miviot, Rogelio Paredes, se trasladó en Gira de Trabajo de Comunitario (GTC) a la zona comarcal para hacer realidad el sueño con nuevas viviendas a 111 familias indígenas de los corregimientos de Cerro Pelado, El Piro No.1 y Bakama, en los distritos de Muná y Ñurum.

Las 111 unidades habitacionales forman parte del contrato No. 20-17, con una inversión de 2 millones 108 mil 445 balboas que impacta directamente a una población de 380 personas, que viven en pobreza y extrema pobreza en la región.

El Miviot está a cargo de las viviendas, a través de constructora CUMO S.A., cuyo contrato contempla la construcción inicial de mil casas para los distritos de Muná y Ñurum, de las cuales solo se entregaron 211, así mismo algunas se encontraban en construcción y otras pendientes de ejecución.

La entrega favorece a familias con integrantes con algún grado de discapacidad, falta de movilidad, enfermedades crónicas y adultos mayores, que residen en chozas y residencias improvisadas con las condiciones mínimas para habitar, construidas de cañazas, pencas, zinc, horcones de árboles y piso de tierra. Además usan letrinas y carecen de otros servicios básicos.

Alejandrina Miranda, residente en precariedad del corregimiento de Cerro Pelado, en la comarca Ngäbe Buglé, cumplió el sueño de tener una casa propia y, de paso, se convirtió en el primer beneficiario al recibir un techo nuevo de parte del mandatario Cortizo Cohen y el ministro Paredes.

El titular del Miviot dijo que la entrega de nuevas viviendas a la población indígena en vulnerabilidad forma parte de la política del Gobierno Nacional para disminuir la desigualdad y la pobreza buscando romper la “Sexta Frontera”, a través de obras y proyectos sociales.

“Me siento orgulloso de dirigir los esfuerzos gubernamentales que mejoran la calidad de vida de nuestra gente con viviendas seguras, que en su mayoría van destinadas a familias con alguna persona en discapacidad y adultos mayores enfermos, quienes fueron evaluados previamente por las trabajadoras sociales de la entidad”, indicó Paredes.

Las soluciones habitacionales entregadas en la comarca Ngäbe Buglé se encuentran ubicadas en zonas y áreas sin riesgos, así como cuentan con estructuras, materiales durables y resistentes y especificaciones de acorte a los requerimientos de la construcción (1 y 2 recámaras, sala-comedor, cocina, baño y lavandería) que facilitan y cambian las condiciones de vida de sus habitantes.

Las nuevas unidades básicas mejoran las condiciones habitables de muchas personas y minimizan el déficit habitacional existente en la región comarcal, el cual en los últimos años producto de varios factores y falta interés en la ayuda se duplicó en cantidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 + 7 =